Método canguro vs incubadora

A veces el progreso no viene de mirar al futuro, sino de aprender de la sabiduría del pasado.

Cuando el Instituto de maternidad de Bogotá se vio escaso de doctores, enfermeras e incubadoras, el Doctor Edgar Rey, jefe del departamento de pediatría, decidió probar algo nuevo (o más bien algo antiguo…).

Se conoce como el “método canguro”; la madre del bebé prematuro lo coloca sobre su pecho desnudo poniéndole solamente un pañal (en ocasiones también un gorro), se le tumba en posición vertical o semi-vertical y se cubre todo su cuerpo excepto la cabeza con la camisa de la madre. Gracias al contacto físico con la madre la temperatura del bebé se regula de forma natural.

Un artículo publicado en el New York Times se hacía eco del estudio realizado en Colombia y contrastaba los resultados obtenidos tras asignar aleatoriamente a 746 bebés prematuros uno de los dos sistemas (canguro o incubadora). Resultó que los bebés que recibían el método canguro podían salir antes del hospital, sufrían menos infecciones y además su crecimiento resultaba más óptimo. En el informe conservador se admitía que el método canguro resultaba “al menos igual de eficiente que el tratamiento convencional y quizá, incluso mejor”.

En realidad sólo constituye una nueva denominación para una antigua práctica que las mujeres han seguido de forma instintiva desde el inicio de los tiempos y que se refiere a la necesidad de abrazar a un recién nacido, sea éste prematuro o no, protegiéndolo del mismo modo que lo hace un canguro con sus crías.

Los increíbles resultados obtenidos en el hospital de Bogotá han reducido la mortalidad infantil del cincuenta hasta un diez por ciento.

Estos son algunos de los efectos que produce en el bebé el contacto con la piel:
– la temperatura se regula, aumentando o disminuyendo según sus necesidades
– el ritmo respiratorio de la madre le ayuda a estabilizarse y mantener el suyo propio; los patrones respiratorios de vuelven más regulares
– la madre produce más leche, logrando que su hijo gane peso con más rapidez
– mejoran los ciclos del sueño
– disminuye el llanto
– mejoran los niveles de oxígeno
– requiere menor tiempo de hospitalización

Las investigaciones coinciden en que el nacimiento, la transición entre el útero y el “mundo real”, es la experiencia más estrenaste del ciclo vital. Esta es la razón por la que el contacto piel con piel resulta primordial para reducir los niveles de estrés del niño y lograr que todo su organismo se estabilice.

Los beneficios incluyen también un menor riesgo de enfermedades cardíacas, asma, alergias, infecciones respiratorias, diabetes, eczemas y enfermedad de Crohn.

Fuentes:

http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2010/12/30/kangaroo-alternative-to-dangerous-incubators-for-preemies.aspx

http://opinionator.blogs.nytimes.com/2010/12/13/the-human-incubator/?nl=todaysheadlines&emc=ab1

Anuncios

2 pensamientos en “Método canguro vs incubadora

  1. Yo creo que es muy importante reflejar las figuras de apego desde un primer momento en cualquier bebe del mundo, para que este pueda sentirse asegurado y protegido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s